Caso de Fiebig

Fiebig agilizó la preparación de envíos con su nueva solución de manipulación de materiales

Caso de FiebigPLAY
VIDEO
  • MANIPULACIÓN DE HASTA 75.000 ARTÍCULOS

    La solución puede gestionar hasta 75.000 artículos diferentes, hasta 2.000 pedidos por hora y hasta 16.000 líneas de pedido por hora.

EL MAYORISTA FARMACÉUTICO MÁS MODERNO DE EUROPA

Desde su fundación den 1898, Fiebig se ha convertido en una de las medianas empresas más poderosas de la región suroccidental de Alemania. Fiebig dispone de algunos de los equipos operativos más avanzados del mundo. Fiebig pone mucha importancia en facilitar una asistencia personal óptima en todas sus colaboraciones con las farmacias, y se ha labrado una sólida reputación como socio de confianza.

Y ahora, Fiebig se ha visto empujada hasta una nueva posición que, con ayuda del nuevo sistema logístico suministrado por Klug Integrierte Systeme y TGW Mechanics GmbH, le permite agilizar de nuevo la preparación de los envíos, acortar el tiempo de elaboración de los pedidos y mejorar todavía más la precisión en la formación de pedidos. Toda una inversión de futuro para Leopold Fiebig.

ESPECIFICACIONES Y REQUISITOS

  • Manipulación de hasta 75.000 artículos distintos
  • Hasta 2.000 pedidos por hora
  • Hasta 16.000 líneas de pedidos por hora
  • Nivel de automatización superior al 90%
  • Elaboración de pedidos en menos de 15 minutos

 

SOLUCIÓN

Cuando llegan a la zona de llegadas, los envíos entrantes deben identificarse, registrarse con total precisión y, acto seguido, colocarse en el bolsillo de almacenamiento correspondiente de las cubetas de almacenamiento, que están divididas en hasta 8 partes. En primer lugar se lee el número del centro farmacéutico de los productos y luego se registra el número de lote del paquete, la fecha de caducidad y la cantidad. Mientras tanto, el sistema prepara una cubeta de almacenamiento adecuada en las básculas de recuento y el display luminoso superior proyecta un haz de luz guía hacia la bolsa de almacenamiento correcta de la cubeta. A continuación, la cubeta puede o bien almacenarse o bien devolverse sin paradas a la zona de picking.

El almacén automático de cajas (ACH) está equipado con grúas apiladoras gemelas (RBG) Mustang de nueve metros de altura, lo que equivale a capacidad para aproximadamente 35.000 cubetas. Las dos RBG preparan los productos de suministro en dos niveles de retirada para los bastidores A del preparador automático de pedidos con ejes y quitan las cajas vacías.

La colocación en el eje correcto del bastidor A se monitoriza mediante un control luminoso y un escáner. Cada eje dispone de un expulsor que puede transferir hasta seis paquetes por segundo a la cinta que atraviesa las hileras de ejes arqueados en forma de "A".

Cuando no se necesita ningún artículo en el bastidor A, la cubeta de pedido pasa de largo de los bastidores A por un sistema transportador de derivación y se lleva directamente a los puestos de preparación B y C de la zona de picking. Los preparadores de pedidos automáticos B y C reciben los productos desde un total de 17 bloques de almacén. El LVS sincroniza los módulos para que todas las cubetas de almacenamiento lleguen a los puestos de preparación de la zona de picking en el momento exacto en que llegan las cubetas de pedido. Los productos farmacéuticos con control de temperatura también pueden recogerse en las zonas B gracias a que la cubeta sensible al calor regresa al puesto de almacenamiento frigorífico a gran velocidad justo después de prepararse el producto.

El picking de los artículos de categoría C también está automatizado. Uno de los dos sistemas ACH prepara las cubetas de productos que contienen los artículos destinados a los estantes tipo viga. El personal del almacén recibe los pedidos en sus ordenadores de mano móviles a través del LVS. Gracias a que los productos farmacéuticos de cada lote se asignan a distintos lugares del almacén, el seguimiento de los lotes puede realizarse sin margen de error por medio del sistema de gestión del almacén. En cuanto se finaliza un pedido, la cubeta se empuja de nuevo hacia atrás al transportador de descarga.

Una vez finalizado el picking, las cubetas de pedido se llevan a dos máquinas de cierre y precintado que imprimen el resguardo de expedición y la colocan en la cubeta de envío. Estas máquinas también colocan una etiqueta de envío en cada cubeta. Acto seguido, las cubetas de pedido se atan y se transportan hacia la zona de expedición. Cada hora se clasifican 2.000 cubetas y se asignan las distintas rutas de transporte terrestre utilizando tres niveles de expedición y un total de 54 vías de rodillos por gravedad. Los transportistas recogen sus mercancías en la línea correspondiente, de manera que pueden cargar los camiones y ponerse en marcha inmediatamente.

TECNOLOGÍA DE TGW EMPLEADA

Las grúas apiladoras Mustang de alta velocidad con accionamiento antipéndulo suministran los productos a gran velocidad a los preparadores de pedido A y C y, durante los picos de trabajo, también desempeñan las actividades de almacenamiento permanente de las llegadas para los preparadores de pedidos automáticos B. En los dos pasillos del almacén, de 77 m de longitud y 9 m de altura, se manipulan alrededor de 35.000 cubetas. Las Mustang de alta velocidad tienen una aceleración de 4 m/s2 y una velocidad punta de 6 m/s.

Un total de 17 Commissioner se encargan del suministro de las zonas de picking B. Se trata de RBG de gran dinamismo con estructura de viga elevadora. Tienen una aceleración de 4 m/s2 y una velocidad de elevación de 3 m/s.. Los manipuladores utilizados son de tipo telescópico Combi, puesto que permiten combinar una gran velocidad con una retirada y entrega totalmente seguras de las cubetas.

Los preparadores de pedidos automáticos de bastidor A, situados uno encima del otro, disponen de un total de 3.600 ejes. Cada uno de ellos puede gestionar 1.200 pedidos por hora. El principio operativo del bastidor A es muy sencillo: dos hileras de ejes diagonales en forma de "A" permiten acceder a pilas de productos farmacéuticos de un único tipo. La cantidad exacta de cajas que se necesita para un pedido se colocan automáticamente en una de las dos cintas que hay instaladas entre las dobles hileras de ejes, en el extremo inferior del eje. El sistema de flujo de materiales primero define una sección determinada de la cinta para cada pedido de un cliente (lo que se conoce como ventana de pedido) en la cual se agrupan todos los artículos pertenecientes a un mismo pedido. Al final de la cinta, todos los artículos del pedido de un cliente se colocan en una caja o cubeta. Se ha prestado suma atención a las necesidades especiales relacionadas con las actividades de ajuste y mantenimiento para asegurarse de que estos trabajos básicos puedan realizarse de la manera más rápida posible y utilizando una única herramienta.

Para obtener más información sobre la compañía, visite el sitio web de Leopold Fiebig en www.fiebig.de.

Nuestras referencias Grupo Logístico TGW