"Acompañado de la suerte" - TGW in the loop |04/2014 - Magazine - TGW Logistics Group
Más artículos
TGW in the loop 04/2014

share

"Acompañado de la suerte"

TGW MISSION

TGW MISSION

"Acompañado de la suerte"

La fundación Future Wings Private Foundation ayuda a niños y niñas de entornos desfavorecidos en México a través del proyecto educativo Sueniños.
En el Sur de México, concretamente en San Cristóbal de Las Casas, cerca de 30 personas cambian el futuro de muchos niños cada día. Ofrecen un lugar donde ir, una buena educación y perspectivas de futuro. El proyecto Sueniños comenzó hace diez años como un sueño. Si deseas cambiar el mundo, también puedes empezar a pequeña escala. Y si lo haces bien, puedes lograr grandes cosas. "En cada niño se esconde un sueño", reza el folleto del proyecto, y estos sueños no parecen ser en absoluto descabellados. Una comida caliente, aprender a leer, estudiar inglés y lograr un empleo. Estas y muchas otras cosas se ofrecen a varios niños y adolescentes desde hace ya diez años en San Cristóbal. El proyecto Sueniños tiene su origen en Christian Szinicz, hijo del fundador de TGW Ludwig Szinicz, y en su esposa Alma. "Nuestro sueño común consistía en ayudar a la gente y en trabajar con los niños. Siguiendo este sueño, llegamos a la ciudad de San Cristóbal de Las Casas en las montañas de Chiapas en México, lugar influenciado por la cultura colonial e indígena," nos cuenta el director del proyecto Sueniños en una entrevista a TGW World. Lo que comenzó siendo un programa vespertino para niños y niñas de educación primaria, se ha convertido en un proyecto social de gran alcance dirigido a niños y adolescentes procedentes de familias en situación difícil y de pobreza.

Formación como carpintero en SueCap

El programa está en continuo desarrollo, y se han inaugurado unas segundas instalaciones en la misma ciudad. "Cuando los niños se hagan mayores, pensamos en la posibilidad de continuar apoyándoles y de asegurar la sostenibilidad del proyecto. De ahí que se crearan un centro juvenil y el programa educativo "SueCap". Aquí ofrecen a adolescentes formación como carpinteros. Un amigo de la familia Szinicz pudo adquirir máquinas y accesorios de carpintería que donó a SueCap. "¡Realmente nos ha acompañado la suerte! TGW nos ayudó a transportar estas herramientas en contenedores a México, de modo que pudimos inaugurar el taller de carpintería en el que ocho aprendices ya han concluido su primer año de formación", nos cuenta feliz el director del proyecto. La formación laboral en SueCap tiene una duración de dos años.

Autoconfianza para un futuro estable

Cada día, de 9.00 a 14.00 h, los aprendices participan en la parte educativa. Junto con la formación en el taller dirigida por un carpintero alemán, los jóvenes asisten a clases de inglés y a talleres de desarrollo personal. Durante este tiempo, también pueden ponerse al día con su educación primaria. "Para los adolescentes es importante encontrar su identidad y emprender su propio camino. Esto resulta especialmente difícil a las chicas. Por ello estamos encantados de contar con dos chicas en nuestro taller de carpintería. Sería un gran logro si ambas trabajaran como carpinteras tras su formación, lo que también es su objetivo", comenta Szinicz. Arturo Gómez López, de 17 años, está entusiasmado con su formación e incluso quiere trabajar como formador en SueCap después de su aprendizaje: "Actualmente estoy realizando varios cursos para formarme como instructor y el próximo año ayudaré a nuestros formadores,", nos cuenta feliz. Como en un ciclo. Los temas tratados y de importancia para el desarrollo personal de los niños se transmiten también a sus familias. "Las madres están emocionadas con nuestro taller de teatro. Aquí trabajan temas relacionados con sus vidas cotidianas. Temas como la violencia, las drogas, la educación o la sanidad pueden encontrar aquí una plataforma común", reconoce Christian Szinicz.

Perspectivas para los jóvenes, perspectivas para SueCap

El equipo formado por voluntarios y empleados está siempre deseoso de mejorar la calidad del cuidado y de las posibilidades educativas. Un centro propio, todo un reto, para poder independizarse de los grandes propietarios y dirigir las instalaciones con eficiencia. "Estamos muy agradecidos por todo aquello que recibimos de quienes nos apoyan. Especialmente a TGW con la fundación Future Wings Private Foundation. Con el apoyo financiero y de consultoría que nos ha brindado desde el principio, pudimos erigir un proyecto de desarrollo estable y sostenible. Nos alegramos enormemente de la cofinanciación de la Agencia austriaca de cooperación por el desarrollo (OEZA - Österreichische Entwicklungszusammenarbeit) y de los donativos de los patrocinadores de nuestros niños. No resulta fácil ganarse la confianza en un proyecto de este tipo y esto nos demuestra que estamos representados con la profesionalidad necesaria", comenta Christian Szinicz sonriendo.

Sostenibilidad en varios niveles

Un proyecto ambicioso con un equipo motivado que crece continuamente. "Nos alegramos de haber iniciado un proyecto tan eficaz con Sueniños. Junto con los niños y adolescentes, e incluso sus familias, somos capaces de lograr grandes cosas. Esta pequeña contribución a nuestra sociedad está creciendo, y esperamos lograr mucho más en el futuro mientras seguimos acompañados de la suerte", nos dice Christian Szinicz orgulloso.